Shopping cart

Magazines cover a wide array subjects, including but not limited to fashion, lifestyle, health, politics, business, Entertainment, sports, science,

TN PRESS

Clan Barakat habría lavado dinero para Hezbollah a través de cadena de casinos en la Triple Frontera

30

En su “legajo”, el Clan Barakat acumula oscuros antecedentes vinculados a actividades ilícitas en la en la región donde confluyen Paraguay, Argentina y Brasil. Se resalta sobre todo las conexiones de los libaneses con varios delitos financieros en la zona de la Triple Frontera. La mayoría de sus integrantes residen en Foz de Yguazú, sin embargo, extienden sus operaciones comerciales a Ciudad del Este y Puerto Iguazú.

Organismos de control y seguridad de la República Argentina descubrieron un gigantesco esquema, donde varios integrantes de la familia Barakat habrían lavado dinero a través de la compra de fichas en el casino de la Provincia de Misiones, logrando a través de este mecanismo blanquear la suma de US$ 10 millones. Actualmente, los principales referentes del Clan serían Assaad Ahmad Barakat y Mohamad Fayez Barakat.

En Julio de 2018, la Unidad de Información Financiera (UIF) y el Ministerio de Seguridad de la República Argentina, congelaron bienes y efectivo de varios integrantes del Clan Barakat. Tras una serie de alertas emitidas por la UIF, se detectaron cobros por supuestos premios en el Casino Iguazú, en la frontera entre la Argentina, Brasil y Paraguay, por alrededor de US$ 10 millones, sin haber declarado el ingreso ni el egreso de esos fondos al cruzar la frontera.

Se trató de una investigación que impulsó la Argentina en colaboración con Estados Unidos. Según se pudo saber, durante una reunión entre las autoridades de Seguridad de ambos países, los funcionarios norteamericanos habían reclamado a sus pares del vecino país seguir de cerca el circuito de financiamiento que existe entre Medio Oriente y la Triple Frontera. La maniobra habría tenido como finalidad lavar dinero del Hezbollah.

La decisión de congelar los activos del clan familiar vinculado al extremismo islámico, fue ratificada por el por el juez federal de El Dorado, Provincia de Misiones, Miguel Ángel Guerrero, quién prorrogó la medida. La misma alcanzó a varios integrantes del Clan Barakat que residen en Ciudad del Este. Además, afectó a Salman El Reda, acusado de participar en el atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), en Buenos Aires, que dejó como saldo 85 muertos y más de 300 heridos.

La UIF de la República Argentina además recopiló la información y remitió alertas a unos 50 bancos, casinos, casas de cambio y financieras de todo el mundo para reconstruir el entramado de “lavado de activos relacionados con el crimen organizado y el financiamiento del terrorismo” del Clan, que opera principalmente desde Ciudad del Este. Un acuerdo de cooperación entre este organismo y la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), permitió acceder a información del Departamento del Tesoro, para llevar adelante la investigación.

«De acuerdo con la Unidad de Información Financiera de Argentina, miembros del Clan Barakat realizaron la compra de premios por un valor de 10 millones de dólares, sin declarar los valores, en un casino de la ciudad argentina de Iguazú, en la región conocida como la Triple Frontera. La maniobra tendría como finalidad lavar dinero de la organización chiita. El gobierno argentino congeló bienes y valores del Clan que tendría conexión con Hezbollah», señala un informe sobre el caso.

El Clan Barakat actualmente se encuentra comandado por Assad Ahmad Barakat, quién ostenta estrechos vínculos con el liderazgo del “Partido de Dios” libanés. Su base de operaciones seguiría siendo la capital de Alto Paraná, pese a que él mismo fue expulsado de Paraguay en Abril del 2021, luego de ser condenado por producción mediata de documentos públicos de contenido falso y uso de documentos públicos de contenido falso. El mismo estaría ingresando a territorio nacional a través del Puente de la Amistad.

Otro de los integrantes del Clan que se encuentra señalado por varios organismos de seguridad, es Mohamad Fayez Barakat, quien también centra sus operaciones financieras en Ciudad del Este. Se trata del propietario de la firma Big Boss International Import Export, quien además sería muy influyente en el Shopping Uniamérica. En el año 2006, fue sancionado por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, también por sus presuntos vínculos con Hezbollah.






source

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *