Shopping cart

Magazines cover a wide array subjects, including but not limited to fashion, lifestyle, health, politics, business, Entertainment, sports, science,

  • Home
  • Seguridad
  • Bienvenidos a Chula Vista, la ciudad vigilada por drones
Seguridad

Bienvenidos a Chula Vista, la ciudad vigilada por drones

18

Quiero hablarles de la primera y mayor operación policial con drones de Estados Unidos. Se trata de una tendencia que pronto podría surcar los cielos de tus calles, no importa donde te encuentres.

Desde 2018, la policía de una ciudad fronteriza de California llamada Chula Vista (CVPD) ha estado enviando drones para investigar miles de llamadas al 911. Los drones están equipados con cámaras de alta resolución y potentes lentes con zoom, grabando todo a su paso. De forma rutinaria, sobrevuelan patios traseros, piscinas públicas, colegios, hospitales, mezquitas e incluso sedes de la organización Planned Parenthood, acumulando en el proceso cientos de horas de imágenes sobre residentes que no tienen nada que ver con un delito.

El departamento declara que sus drones proporcionan a los agentes información esencial sobre los incidentes a los que están respondiendo, lo que, según la CVPD, ha reducido el trabajo policial innecesario, los tiempos de respuesta y ha salvado vidas.

Pero sobre el terreno, las cosas son un poco más complicadas. Hablemos de ello.

Los ojos en el cielo de Chula Vista

Allá por octubre de 2018, Chula Vista saltó a los titulares al convertirse en la primera ciudad del país en lanzar un programa de drones como primeros interventores “Drone as First Responder” (DFR). Así es como funciona: Los teleoperadores escuchan las llamadas en vivo al 911 y deciden cuándo y dónde enviar la creciente flota de drones del departamento. Desde entonces, ver drones se ha convertido en algo habitual para los residentes. Han surcado los cielos de Chula Vista casi 20,000 veces en total, y a menudo son los primeros en llegar a las escenas de quejas por ruido, accidentes de tráfico, sobredosis, disputas domésticas e incluso homicidios.

En el mejor de los casos, los programas DFR proporcionan a los agentes información antes de iniciar un contacto personal potencialmente mortal. Muchos residentes aseguran que los drones les hacen sentirse más seguros. Sin embargo, otros, sobre todo los ciudadanos más vulnerables de Chula Vista, se sienten siempre vigilados.

Y no están del todo equivocados

Hemos analizado 22 millones de coordenadas de los vuelos de los drones para averiguar dónde se enviaron exactamente y por qué. Calculamos el número exacto de segundos que los drones pasaron en el cielo de cada manzana de la ciudad y descubrimos un patrón muy claro: cuanto más pobre era el barrio, más expuestos a los drones estaban los residentes. Los residentes de un bloque típico de la zona oeste de Chula Vista, de clase trabajadora y mayoritariamente inmigrante, tenían drones en el cielo 10 veces más tiempo que un residente de un bloque típico de la zona este.

Algunos residentes de estos barrios dijeron a WIRED que se sienten constantemente vigilados. Temen pasar tiempo en sus patios o utilizar espacios públicos, por miedo a ser espiados. Un residente nos mostró su historial médico y nos dijo que estaba tan atormentado por los drones que acabó en urgencias con ansiedad grave y privación del sueño.

Durante la pandemia, estos drones incluso emitieron mensajes mientras sobrevolaban a baja altura los campamentos de personas sin hogar. Los residentes sin techo refieren que se sentían como si vivieran en una distopía de vigilancia.

Los drones están invadiendo la privacidad como nunca antes

Pero incluso con estas preocupaciones, la mayoría de los residentes apoyan el programa.

Un residente nos contó que, un día que no estaba en casa, un hombre golpeó con fuerza la puerta principal. Cuando su hijo de 3 años la abrió, el desconocido metió la mano e intentó secuestrarlo. Su niñera metió rápidamente al niño dentro, cerró la puerta de un portazo y llamó al 911. En cuestión de minutos, recuerda, llegó un policía. A los pocos minutos, señala, llegó un dron de la policía para buscar al sospechoso.

El departamento no encontró al individuo, pero el hombre, que habló con WIRED a través de su puerta cerrada con llave, dice que los drones de la policía le hacen sentirse más seguro.

A la pregunta de si ve algún inconveniente en los drones, respondió: “La verdad es que no”.

Puede que Chula Vista sea el primer departamento en adoptar ampliamente los drones, pero definitivamente no es el último. En los últimos años, los departamentos de policía de Nueva Orleans, Brookhaven (Georgia) y Clovis y Redondo Beach (California) han puesto en marcha programas de drones. En mayo, la policía de Nueva York anunció sus planes de utilizar drones para responder a las alertas de disparos generadas desde su plataforma ShotSpotter.

Sea cual sea tu opinión sobre ellos, los drones policiales podrían llegar también a tu ciudad.

Artículo publicado originalmente en WIRED. Adaptado por Mauricio Serfatty Godoy.

source

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *